msgbartop
¡Pocoyízate, Borja, pocoyízate!
msgbarbottom

31 oct 10 El desayuno de los campeones

Hoy me he tomado el desayuno de los campeones: una pinta de Guinness y una rebanada de pan con mantequilla.

Pinta de Guinness y rebanada con mantequilla (Fuente: Wikipedia)

Pinta de Guinness y rebanada con mantequilla (Fuente: Wikipedia)

No es un mal desayuno, pero sinceramente, prefiero mi habitual tazón de leche con cereales.

Sin embargo, es un desayuno que tiene su lógica desde el punto de vista histórico. Si nos hacemos a la idea de un desayuno del siglo XVIII, especialmente en entornos urbanos, nos encontramos con lo siguiente: un suministro de leche, cuanto menos, deficiente, que no llega más que a las clases altas, por un lado. Y por otro, un suministro de agua escaso, de poca calidad, y evidentemente sin tratar. Así que por un lado tenemos poca leche, y por otro lado agua que lo menos grave que puede causar es una descomposición intestinal. ¿Qué es lo que nos queda? Pues bebidas con cierto contenido alcohólico, que evitan esa clase de inconvenientes.

Recuerdo haber visto hace algunos meses un reportaje sobre un británico que había abierto en Cantabria una cervecería tradicional. Y el buen hombre comentaba que históricamente en las Islas Británicas el desayuno consistía precisamente en eso, en una cerveza y una rebanada de pan con mantequilla, que hacía crecer a los jóvenes fuertes y mantenía a los viejos saludables. Costumbre, según él, que había desaparecido con la perniciosa introducción del té en las costumbres británicas.

Con respecto a lo anterior, es una evolución lógica. Para hacer el té es necesario hervir agua, lo que automáticamente elimina la mayoría de los gérmenes del agua. Ya tenemos uno de los problemas anteriores eliminados. Y en el caso de España, siempre ha sido más popular el café que el té, pero la idea es la misma.

Pese a todo, contra lo que pudiera parecer, la costumbre de desayunar a base de bebidas alcohólicas no ha sido tan ajena a España de lo que pudiera parecer. Ana aún recuerda a compañeros suyos de colegio cuyo desayuno consistía en unha cunca de viño con rosquillas. Eso en plenos años 80, en la Galicia rural. Y eso que el buen agua y la mejor leche nunca ha faltado en Galicia…

En resumen, el desayuno de los campeones no está mal, pero puestos a elegir, me quedo con mi tradicional desayuno. Y puestos a variar, prefiero una media con aceite y tomate triturado. :mrgreen:

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
El desayuno de los campeones, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Etiquetas: , , , ,

Comentarios de los lectores

  1. |

    Partiendo de la bondad de una buena media tostada (¿por qué no entera? con aceite y tomate, quisiera hacer un apunte sobre lo variado que pueden llegar a ser los desayunos según la actividad física a la que te veas sometido. Hace un año estuve por Huesca, en invierno, en el campo. Ya te lo puedes imaginar: levantándonos a las 6 de la mañana para echar de comer a los cerdos, con un frío de mil (o más) demonios. Cuando volvimos a casa, en busca de chimenea y desayuno, nos encontramos comiendo a las 8 una hogaza de pan de pueblo, chorizo al vino, panceta a la parrilla y una tortilla de patatas de 6 huevos, todo regado con vino tinto…
    ¡Special K, tus muertos!

    PD: El arquitecto de los cielos finalizando…

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
    • |

      Hola Harry. Me alegra leerte por aquí. Lo de la media en vez de la entera no es por nada más que porque con media me quedo saciado. Y tendría que hacer más kilómetros para quemar la entera. :D

      Coincido contigo -no podía ser de otra manera- en que la actividad física a desplegar por la mañana influye sobremanera en las costumbres alimenticias de los implicados. Una actividad contundente exige un desayuno contundente. Es precisamente por eso por lo que he restringido mis observaciones a un ámbito urbano, en el que quieras que no, la actividad que se realiza viene a ser -salvando las distancias- más o menos homogénea. Pero me satisface comprobar que las costumbres rurales en lo referente a beber vino por las mañanas parecen ser más o menos homogéneas. Pequeñas curiosidades en este sindiós de país. :mrgreen:

      Espero que El Arquitecto te haya gustado, una vez que lo finalices (aunque sospecho que a estas alturas ya lo habrás hecho). Por cierto, ¿qué les pareció a tus padres la queimada embotellada?

      Un abrazo.

      P.D.: Soy más de copos de maíz corrientes que de Special K. El paquete contiene el doble de material, vale la mitad, e irónicamente la misma ración tiene menos calorías. ^_^

      VN:F [1.9.20_1166]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      Responder a este comentario

Deje un comentario







cuatro × 8 =