msgbartop
Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah´nagl fhtagn
msgbarbottom

08 oct 12 Camino Portugués 2006. Prólogo

Esta entrada es la parte 2 de 3 de la serie Camino de Santiago 2006

En el verano de 2006 Ana, mi padre, mi tía Mari y yo nos decidimos a hacer el Camino Portugués de Santiago. Mi tía, que había tenido conocimiento de nuestra magnífica experiencia del año precedente, no dudó en apuntarse en esta ocasión a realizar el Camino en nuestra compañía. En esta ocasión, y a fin de variar un poco con respecto al año precedente, escogimos realizar el Camino Portugués. Pero en un alarde de osadía, no nos conformamos con hacer los 100 kilómetros de rigor partiendo desde Tuy, sino que escogimos salir algo más al sur: desde la hermosa villa de Ponte de Lima.

Esto requería de una logística algo más elaborada que la del año anterior: una combinación de tren desde Córdoba a Madrid y luego a Galicia -Redondela, para ser exactos-, donde nos encontraríamos con Ana, y luego un nuevo tren, esta vez de Ferrocarriles Portugueses, hasta Viana do Castelo, donde, por último, tomaríamos un autobús hasta Ponte de Lima. Y todo ello para empezar a caminar el 13 de Julio de 2006. Iba a resultar interesante.

dsc07355.jpg

Así pues, un tórrido 12 de julio quedamos mi tía Mari, mi padre y yo en la estación de tren de Córdoba. Tomamos un Talgo-200 hasta Madrid, y allí el tren-hotel hasta Redondela, a donde llegamos a las 7:45h. Pocos minutos depués llegaba Ana, procedente de Pontevedra en un Regional, y al filo de las 8:00h, nos encontrábamos montados en un tren internacional portugués camino de Viana do Castelo.

dsc07361.jpg

Esta línea resultaba muy práctica para cubrir las comunicaciones desde Vigo y Redondela con Porriño y Tuy, dado que realiza paradas en ambos municipios, cosa que ningún tren de Renfe hace. Y lo que resultaba más interesante: no se podía comprar billete -al menos en Redondela- más que en el propio tren, pero ningún revisor hizo acto de presencia hasta que llegamos a la estación portuguesa de Valença do Minho.

Mientras que el viaje hasta la frontera fue sumamente rápido -dejábamos atrás Tuy a las 8:25h-, el viaje en tren hasta Viana do Castelo fue sumamente más lento. Se trataba de un servicio equivalente al regional, y si bien en España las paradas apenas habían sido tres, sumando la de Redondela, en el caso de Portugal el convoy sí que realizó más paradas: Valença do Minho, Vila Nova de Cerveira, Caminha, Ancora-Praia, y por fin Viana do Castelo. Además todo ello a ritmo de tortuga, lo que no hacía desesperarnos. Aunque supuestamente tendríamos que haber llegado a Viana do Castelo a las 8:29h, el tren llegó con algo de retraso. Por suerte, contábamos con tiempo sobrado para tomar nuestro enlace de autobús con Ponte de Lima, lo que nos permitió, aparte de disfrutar un poco de la bonita villa portuguesa, de tomar un buen café mañanero.

dsc07364.jpg

Viana do Castelo

Para nuestra sorpresa -y suerte- hacía poco tiempo se había inaugurado una nueva estación de autobuses junto a la estación de tren, por lo que fue visto y no visto conseguir los billetes hasta Ponte de Lima, aunque no tendríamos servicio hasta las once de la mañana, aproximadamente. El viaje en autobús fue algo atípico: por viejas carreteras portuguesas, pasando por pueblo tras pueblo, y prácticamente en solitario, ya que el autobús se encontraba casi vacío, y prácticamente nadie subía o bajaba de él. Y para colmo, el conductor había equivocado la secuencia de apertura y cierre de la puerta trasera -junto a la que nos hallábamos- de tal manera que la cerraba al llegar a las paradas, y la mantenía abierta cuando circulábamos por carretera. Al menos, estaba siendo entretenido.

Llegamos a la hermosa vila de Ponte de Lima al filo del mediodía. No era precisamente el mejor momento para empezar el Camino, sobre todo con el sol y el calor que hacía aquel día en el norte de Portugal, pero tampoco íbamos a quedarnos allí, aunque el pueblo mereciera una visita relajada. Estábamos ansiosos por empezar nuestro Camino.

dsc07374.jpg

Así que, tras solventar los trámites administrativos con nuestras credenciales -obtuvimos nuestro primer sello en la oficina de turismo de Ponte de Lima, cruzamos el río Lima (Limia es español) por su admirablemente bien conservado puente de origen romano, y empezamos a caminar.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Camino Portugués 2006. Prólogo, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Series NavigationCamino Portugués: 2006. BalanceCamino Portugués 2006. Etapa 1: Ponte de Lima – São Pedro de Rubiães
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Deje un comentario







ocho − = 5