msgbartop
El Día del Tentáculo ha llegado
msgbarbottom

21 abr 06 La grandeza de Sevilla

He dicho alguna que otra vez que Sevilla tiene una cosa muy buena y muy mala al mismo tiempo: que es una ciudad grande, consciente de su grandeza. Bueno porque sabe valorarse, y malo porque tiene una irritante tendencia a caer en un narcisismo que raya lo estrafalario. Esa grandeza, ese pensar a lo grande es algo que imprenga toda la ciudad, y a sus habitantes. Se ve que también a sus ladrones. Para muestra, un botón: Roban de un solar la cubierta del Estadio Olímpico de Sevilla de más de 105 toneladas de peso.

La cubierta en custión es la que se construyó para que el estadio albergara la Copa Davis de tenis. Luego fue desmontada (que también en eso hubo sus dimes y diretes) con la intención de aprovecharla posteriormente en otras infraestructuras deportivas de la ciudad. Pero claro, estaba por ahí almacenada, muriéndose de risa. Pues bien, algún jashondo la ha robado. Y ya me contarán cómo se hace para robar 105 toneladas de cubierta, ¡y que nadie lo note! Una de dos, o se lo han ido llevando poco a poco (por lo que hay que cuestionarse la seguridad de los almacenes de material del Ayuntamiento de Sevilla), o es que el ladrón es un campeón (y ha ido a robar en un buque mercante del puerto, por lo menos), porque no es como entrar a robar peras en el huerto del vecino, precisamente…

Qué ciudad. Qué cosas pasan…

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Deje un comentario







siete + = 12