msgbartop
Hail, brothers. Coranon Silaria, Ozoo Mahoke!
msgbarbottom

31 dic 20 Etapas en Sevilla: 29 y 31 de diciembre

Estos días estamos de vuelta por Santiponce, y para cerrar el año de manera adecuada, he realizado un par de salidas por los alrededores con Miguel, mi jefe en el trabajo, y mi compañero de pedaladas y fatigas. Han sido dos etapas breves, con idea de hacer algo de fondo, pero bastante divertidas. Y con algo en común: frío, mucho frío.

Frío, mucho frío

Frío, mucho frío

La primera de las etapas fue por las cercanías de Santiponce. Salimos del pueblo por la salida de La Algaba, para tomar la pista de Aljarafesa que hace las veces de trazado para el Camino de Santiago. Nos desviamos a la altura del nuevo parque fotovoltaico, para llegar hasta la gasolinera de La Venta de los Arcos. Tuve un pequeño percance mecánico: el cierre de la tija del sillín no estaba bien apretado, y se me iba hundiendo. Pero entre un viajero y la asistente de la gasolinera, me dejaron las herramientas para apretarlo un poco. Por desgracia, no sirvió de mucho, y al poco de seguir se siguió hundiendo. Desde allí retornamos a Santiponce por la Cañada Real de las Islas, hasta su cruce con la Vía Verde de Itálica, dejando la misma a la altura del Puente de los Vinateros. Un total de 22’24 km.

En cuanto a la segunda etapa, de cierre de año, la hicimos esta mañana en Mairena del Aljarafe. Salimos de Casa de Miguel hacia el puente romano del río Pudio. Nos encontramos el paso cortado por obras, y tuvimos que tomar un pequeño desvío. Una vez en el puente, giramos a la izquierda, para tomar la Cañada Real de las Islas hasta las cercanías de Coria del Río. De nuevo, un día helado.

Cañada Real de las Islas junto al río Pudio

Cañada Real de las Islas junto al río Pudio

Tras llegar al tanatorio de Coria, giramos a la derecha, para seguir por una pista hasta el enlace con el Camino del Rocío. Continuamos junto a la Ermita de San Diego, y alcanzamos el Aeródromo de La Juliana. Desde allí volvimos por la pistas que pasa junto a la Hacienda Torrequemada, para entrar de nuevo en Mairena. Recorrimos un total de 33’01 km.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)

Etiquetas: , , , , , ,

05 dic 17 Miliario CXXX

Miliario CXXX

Miliario CXXX

Reproducción del miliario romano CXXX de la Vía de la Plata entre Mérida y Astorga, también conocida como Via Delapidata. Es un reproducción -obviamente- emplazada a la salida de Baños de Montemayor, y corresponde al original, que de acuerdo a la inscripción en el mismo, fue repuesto en época de Trajano.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , ,

20 feb 16 Vía de la Plata Mérida-Zamora: Prólogo (27/III/2015)

Esta entrada es la parte 1 de 7 de la serie Camino de Santiago 2015

En la Semana Santa de 2015, fieles a una tradición que en 2015 cumplía 10 años, mi padre y yo nos volvimos a poner en marcha para completar una aventura jacobea. En este caso, se trataba de culminar el Camino Mozárabe entre Córdoba y Santiago de Compostela, del que ya habíamos hecho dos tramos:

  • Vía de la Plaza entre Zamora y Santiago de Compostela. Realizado en 2010, acompañados por Pablo, y Ana con el coche escoba.
  • Camino Mozárabe entre Córdoba y Mérida. Realizado en 2013.

Se trataba, en este caso, de culminar el tramo intermedio, entre Mérida y Zamora. 358 kilómetros a realizar en 6 jornadas, alternando asfalto, pista, senderos y -gracias, gracias, gracias- antiguas vías romanas que cruzan la Península de Sur a Norte, con 2000 años de historia a sus espaldas.

La fecha escogida, como en otras ocasiones, fue la Semana Santa, al disponer de una serie de días de vacaciones que facilitaban enormenente estas tareas logísticas. A fin de poder aprovechar la Semana Santa de manera íntegra, decidimos realizar entre el Sábado de Pasión y el Jueves Santo, y poder tener algunos días para otros menesteres: mi padre -el auténtico héroe- salir el Viernes en procesión con la Hermandad de Los Dolores, y yo pasar unos días de vacaciones en Galicia con Ana.

IMAG0024.jpg

En esta ocasión, y para evitar dolores de cabeza, decidimos salir juntos desde Sevilla el mismo Viernes de Dolores. Tras finalizar mi jornada laboral, me dirigí a Santiponce, cerré la casa, y con la bicicleta ya preparada, me dirigí a la estación de autobuses de Plaza de Armas.

IMG-20150327-WA0001.jpg

Mi padre, por su parte, tomó el regional entre Córdoba y Sevilla, para llegar a la estación de tren de Santa Justa. Desde allí cruzó Sevilla hasta llegar a Plaza de Armas, donde nos encontramos. El día era caluroso y seco. Qué diferencia con la Semana Santa de 2013. No había color.

IMG-20150327-WA0007.jpg

En Plaza de Armas empaquetamos las bicis y nos dispusimos a esperar el autobús. Era un día de mucho trasiego de viajeros, y se notaba. Comienzo de vacaciones para muchos, y de aventuras para unos cuantos, entre los que nos encontrábamos. Las aventuras, en realidad, empezaron pronto. El autobús venía con retraso, a resultas de lo cual no llegamos hasta Mérida hasta el filo de las once de la noche. Al menos no tuvimos que preocuparnos de buscar restaurante para cenar, ya que lo hicimos en una de las paradas del autobús. Y, al llegar tan tarde, pudimos captar alguna bonita fotografía del Puente Lusitania, desde el Puente Romano de Mérida. Que hubiera sido el interesante de fotografiar, pero no se puede tener todo…

IMG_20150327_234516.jpg

IMG_20150327_234431.jpg

La noche en Mérida la pasamos en el Hotel Nova Roma, que ya conocía de haber visitado Mérida con Ana unos años antes. Céntrico y con un precio razonable, nos permitía hacer una salida temprana desde una ubicación inigualable en nuestra primera jornada.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , , ,

27 sep 12 Etapa ciclista: Guillena – Burguillos – Castilblanco de los Arroyos (02/09/2012)

El domingo 2 de septiembre, y después de una larga temporada sin hacerlo, volví a rodar con mis amigos de Sevilla. Ya se acababan mis vacaciones veraniegas, y una manera como otra cualquiera de ir cogiendo el ritmo de trabajo era salir con compañeros de la oficina, por lo que no dudé en proponer una salida ciclista: finalmente de la oficina sólo acabó viniendo Sergio, aunque Pedro, después de mucho tiempo sin salir a dar pedales, se animó a salir a última hora. No era la etapa que yo hubiera escogido para volver a tomar contacto con la bici, pero ya era demasiado tarde -sábado a última hora de la noche- como para hacer un cambio de planes.

Así pues, quedamos en el polígono El Cerro de Guillena para hacer una etapa entre Burguillos, Castilblanco de los Arroyos y la propia Guillena. Aunque teníamos previsto empezar a rodar a las 9:00h, entre diversos avatares acabamos comenzando a rodar a las 9:35h, por la carretera que va en dirección a Burguillos. Pronto empezó a notarse que Pedro iba a sufrir considerablemente en esta etapa, por lo que procuramos adoptar un ritmo razonablemente relajado. Pero lo tardío de la hora tampoco nos dejaba rodar con toda la tranquilidad que hubiera sido de desear: era un día caluroso, y corríamos el riesgo de achicharrarnos por el sol.

Llegamos a Burguillos pasadas las 10:00h, y prácticamente sin pausa salimos en dirección norte por el camino que lleva a la zona de barbacoas de Burguillos. Allí empezamos la verdadera subida a Castilblanco. Poco a poco el camino se fue haciendo más empinado y el perfil más abrupto. Nos encontramos con un guarda forestal, que nos confirmó que, en efecto, el camino era público y no tenía problemas de paso hasta Castilblanco.

Una vez pasamos una cancela de palos que recordaba bien, empezamos la subida más dura de la jornada. O al menos, la que hubiera sido la más dura. La anterior vez que transitamos por allí era una subida trialera, con un perfil muy quebrado y técnico. Sin embargo, en esta ocasión no presentaba más dificultad que el desnivel, debido a que en fechas recientes alguien había pasado con una niveladora por la zona. Le habían quitado toda la diversión a ese tramo de la pista.

Una vez reagrupados en la cima, afrontamos una subida más suave, preludio de un falso llano que nos acabó llevando a un muro de piedra. Allí giramos a la izquierda, en paralelo al muro. Primero en bajada y luego en una subida exigente, que volvió a hacer que Pedro las pasara canutas. No en balde habíamos ascendido desde los 33 m. de altura hasta los 365 m. en apenas 18 kms.

Por último, acometimos la última subida de la jornada. Realizamos una bajada por piedra, justo antes de llegar a una zona de casa, antesala de la llegada a Castilblanco. Esa bajada -cómo no- dio paso a una fuerte subida, que marcó el punto más alto de la etapa: el Cerro de la Sierra.

Desde allí, bajamos a Castilblanco, y vista la hora, cruzamos el pueblo y tomamos la carretera de descenso hasta Burguillos, hasta alcanzar el desvío de la trialera del Camino de Santiago. Allí, cómo no, me preparé para dar lo mejor de mí mismo, aunque como era la primera vez que mis compañeros de pedaladas circulaban por la zona, afronté el descenso más relajado de que de costumbre. Fue una bajada divertida, como es usual, aunque Pedro, en la parte final, sufrió calambres en ambas piernas, que le obligaron a adoptar un ritmo más tranquilo. Finalmente acabamos bajando por la pista entre olivos para llegar al polígono de El Cerro. Dimos por finalizada la etapa a las 13:15h, aunque disfrutamos de unas revigorizantes cervezas en un bar cercano, antes de dirigirnos a nuestras respectivas casas para disfrutar del G.P. de Fórmula 1.

Los datos de la etapa son los siguientes:

  • Distancia: 37’145 km
  • Distancia (según el GPS): 36’498 km.
  • Tiempo de etapa: 2h 33m 50s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 3h 30m 53s
  • Velocidad media: 14’5 km/h
  • Velocidad máxima: 50’2 km/h
  • Pulsaciones medias: 118 pulsaciones/min
  • Pulsaciones máximas: 171 pulsaciones/min
  • Consumo medio de calorías: 780 kcal/h
  • Consumo máximo de calorías: 1300 kcal/h
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: 1h 33m 29s
  • Consumo total de calorías: 2734 kcal
  • Índice IBP de dificultad: 41BB

Y aquí está el enlace al recorrido de la etapa: Guillena – Burguillos – Castilblanco de los Arroyos

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , ,

16 ene 12 Etapa ciclista: Guillena – Castilblanco de los Arroyos por la Vía de la Plata (15/01/2012)

El pasado domingo salimos a rodar mis compañeros de trabajo Miguel, Rafa, Manolo y yo por la Sierra Norte de Sevilla. Aunque durante toda la semana el tiempo había sido excelente, la predicción para el domingo no era especialmente buena: Durante los días previos había anunciada agua toda la mañana, pero la última predicción para el domingo había mejorado bastante, y no daba agua hasta mediodía, decidimos mantener la hora de salida a las 9:00h.

De entre las propuestas de etapa que teníamos sobre la mesa, escogimos realizar una de escala media: la subida y bajada desde Guillena a Castilblanco de los Arroyos por la trialera de la Vía de la Plata. Empezamos a la hora prevista, con cielo cubierto, y amenazando lluvia. Y completamente solos en el campo, con la sola excepción de un grupo de jubilados que estaban haciendo el Camino. Llegamos a la doble portela pasadas las 10:00h, y allí empezó a chispear. Planteamos dar la vuelta, pero al final optamos por finalizar el tramo de la trialera, y allí decidir. Así pues, seguimos subiendo, ya equipados con los impermeables, pero la lluvia no sólo no aflojaba, sino que comenzó a arreciar. A las 10:25h llegamos al final de la trialera, y a la pista que conduce a la carretera de Castilblanco. Quizás la idea más razonable era volver sobre nuestros pasos, pero la perspectiva de un buen colacao caliente y unas tostadas eran demasiado tentadoras. Así que nos dirigimos hacia Castilblanco.

Llegamos a la entrada de Castilblanco a las 10:50h, y paramos en el primer bar que vimos abierto, en el polígono de la Cruz Alta. Estábamos chorreando, y llegamos al bar -un mesón, más bien- en el momento en que la lluvia caía con más intensidad. Tanto era así, que incluso se produjo un apagón en la zona. Meditamos irnos, pero se nos hacía cuesta arriba volver a salir a la lluvia con la que estaba cayendo. Por suerte, la luz volvió pronto y pudimos disfrutar de unas excelentes tostadas con el colacao bien caliente.

2012-01-15 11.03.44.jpg

Reanudamos la etapa a las 11:25h. Por suerte a esa hora la lluvia había aminorado su intensidad, por lo que aprovechamos para emprender rápidamente el descenso. Por el camino, muy cerca de Castilblanco, volvimos a cruzarnos con el grupo de peregrinos. Se me pasó por la cabeza la moral de esa pobre gente, haciendo el Camino con la que estaba cayendo. Pero la verdad era que, bien pensado, pobres de nosotros: ellos, al menos, ya estaban a punto de terminar el día, mientras que nosotros ¡aún teníamos que volver!

La semana pasada había traído de Córdoba la Ghost de doble suspensión con la idea de realizar la bajada de la trialera a saco. En realidad, nos encontrábamos allí tan sólo porque tenía ganas de hacer ese descenso. Y llegado el momento, me encontré con que no había manera de realizar el descenso a saco. Con la que había caído, la trialera estaba completamente embarrada, con las piedras húmedas y con mucha vegetación. En suma: sumamente peligrosa. Aún así realicé el descenso bastante fuerte, lo que me ocasionó un susto en una de las zonas más comprometidas: clavé completamente la horquilla de 120 mm. en un quebrado, y a punto estuve de salir por encima del manillar. La bici se me encabritó, y acabé con la rueda trasera a la altura de mi cabeza. Lo que no sé es cómo no me caí de boca en las piedras. Por parte, Miguel, Manolo y Rafa también sufrieron alguna que otra caída, afortunadamente sin incidentes.

IMAG0141.jpg

El resto de la bajada fue sumamente divertido, técnico, peligroso y emocionante. Por suerte, además, escampó, por lo que pudimos realizar una bajada menos comprometida.

Sin embargo, y con diferencia, el último tramo de la bajada, por la pista de los olivares hasta el polígono, fue la más peligrosa de todas. El camino estaba completamente embarrado, con el típico barro arcilloso de la campiña, que se pega como un engrudo a las cubiertas. En mi caso, acabé con la High Roller de 2.35” y la Michelin Country Mud de 2.00” completamente lisas de barro. Un barro sumamente deslizante, que provocó que patinara, cual si estuviera sobre una pista de patinaje, a la hora de ir a cruzar una pequeña rodera. Acabé, como no podía ser menos, en el suelo de la manera más tonta. Afortunadamente sin incidentes.

El resto de la bajada no fue mucho más sencillo. En la parte final de la bajada la cubierta delantera y el puente de la horquilla acumularon tanto barro que se formó un mazacote que dejó bloqueada la rueda delantera. Jamás hubiera pensado que eso pudiera pasar con una bicicleta equipada con frenos de disco -a diferencia de los frenos V-brake o cantilever, que es mucho más común.

Tras algunos incidentes por el estilo, llegamos al polígono a las 12:35h. Cubierto de barro, como no podía ser menos. Rápidamente nos dirigimos a un lavadero de coches, para deshacernos del barro. Y justamente allí fue donde empezó a descargar la lluvia nuevamente. Pero era tanto el barro, y tan pegajoso, que no quedó más remedio que quitárnoslo con las pistolas de agua a presión.

IMAG0142.jpg

Tras la limpieza, dimos por finalizada la etapa, no sin un último percance por mi parte: partí mis veteranas gafas Spiuk, que ya se encontraban algo deterioradas, al quitármelas durante la limpieza. :(

En cuanto a la etapa, hay que admitir que quizás fuera algo arriesgado, vista la predicción, mantener la convocatoria. Lo cierto es que la predicción había mejorado, y calculábamos poder terminar antes de que… Qué narices. Sabíamos de sobra que iba a llovernos, y aun así nos fuimos porque nos pareció divertido. Y divertido fue, vaya que sí. :D

Los datos de la etapa son los siguientes:

  • Distancia (según el velocímetro): 29’63 km.
  • Distancia (según el GPS): 29’972 km.
  • Tiempo de etapa: 2h 28m 6s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2h 32m 43s
  • Velocidad media: 13’84 km/h
  • Velocidad máxima: 38’17 km/h
  • Pulsaciones medias: 122 pulsaciones/m
  • Pulsaciones máximas: 179
  • Consumo medio de calorías: 820 kcal/h
  • Consumo máximo de calorías: 1380 kcal/h
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: 1h 21m 59s
  • Consumo total de calorías: 2120 kcal
  • Índice IBP de dificultad: 45BB

Y aquí está el enlace al recorrido de la etapa: Guillena – Castilblanco por la Vía de la Plata

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , ,