msgbartop
Aquí huele a Clint
msgbarbottom

08 abr 12 Etapa ciclista: Vilarchán – Chan do Casal (05/04/2012)

Esta Semana Santa he estado de vacaciones en Galicia, y como no podía ser menos, he aprovechado para salir a rodar un poco por allí. Aunque mi intención era haber salido a rodar el mismo domingo 1 de abril, el primer día completo que pasamos en Galicia, un inoportuno constipado hizo que lo tuviéramos que postponer hasta el día 5. Así pues, el 5 salimos a rodar por la zona de Puente Caldelas Ana, nuestro cuñado Fernando y yo. Habíamos visto algunos posibles recorridos a realizar, pero al final nos decidimos por uno: desde Vilarchán hasta el arroyo de San Vicente y vuelta.

Empezamos la etapa a las 9:11h. Salimos de casa de Fernando, y tomamos caminos rurales para dirigirnos hacia la zona de La Reigosa. La mañana estaba fría, muy fría, con apenas 6ºC de temperatura. Realizamos alguna que otra pequeña bajada por piedra y pista hasta llegar a La Reigosa, aunque también fue preciso en algún tramo cruzar fincas por senderos. Ya en la Reigosa subimos bordeando el polígono industrial hasta el Campo das Cagallas Coto Sobreiro. Allí giramos en dirección este, abandonando la carretera, camino del cruceiro del Campo, siguiendo durante unos metros el trazado del GR94 (Camino Rural de Galicia):

34532797

(Imagen cortesía de TEIXANO)

A partir del cruceiro, tomamos el camino que, en descenso, surge a mano derecha, camino de Chan do Casal. Se trata de una pista rural, amplia, ancha, y de buen firme de grava, aunque con alguna que otra pequeña trampa. Entramos en la aldea de Aluncia pasadas las 10:00h. Llegamos a un nuevo cruceiro, donde tuvimos que optar por qué camino seguir en dirección al arroyo de San Vicente.

IMG_20120405_100700.jpg

Teníamos tres opciones: la carretera a la derecha, una calle en el centro, y un camino a la izquierda. Optamos por el camino, con la idea de evitar la carretera en lo posible, y ante la duda de cuánto duraría la calle. La verdad sea dicha, no fue una idea muy acertada. Pronto el camino se transformó en una brutal bajada por camino empedrado, rodeado de cercas, con pendientes de casi el 28’7%. Tremendamente divertida, pero que hizo que a Ana se la llevaran los demonios, ya que no se siente muy segura con ese tipo de bajadas, con firme irregular. Pero la bajó del tirón.

IMG_20120405_102604.jpg

Una vez abajo, seguimos descendiendo hasta el valle. Llegamos a un pequeño tramo con lugareños. Fernando se adelantó para averiguar si había alguna salida que nos permitiera salir de una manera razonable de allí. Y fue precisamente entonces cuando ocurrió el drama. Ana, al detenerse, no se dio cuenta de que estábamos circulando por un camino empedrado que describía una pequeña terraza sobre el valle, de casi dos metros de altura, tapado por un zarzal. Al echar pie a tierra, se apoyó justo al filo del camino, con tan mala suerte de que se le escurrió el pie, y cayó sobre el zarzal. Y tuvo suerte de que, al arrastrar la bici, ésta hizo que no se colara por el zarzal, cayendo esos casi dos metros de altura. Tuve que ayudarla a salir de allí, magullada, arañada, y con un importante susto en el cuerpo.

Fernando, por su parte, no nos traía buenas noticias. Había un sendero que salía del valle hacia Santana, pero el puente que permitía cruzar un arroyo se había derrumbado, por lo que no nos quedaba más remedio que volver… hasta el anterior cruce. Desandamos nuestros pasos, a ratos dando pedales, y a ratos tirando de la burra. Llegamos de nuevo al cruceiro a las 11:00h. Y visto lo visto, decidimos dejarnos de experimentos y bajar hacia el arroyo por la carretera de Taboadela. Llegamos al arroyo de San Vicente, tras una bonita bajada. Pero una vez allí, como las heridas molestaban bastante a Ana, decidimos ir echando el cierre a la etapa. Tomamos una carretera que llevaba directamente a Santana, a donde llegamos al filo del mediodía. Y para finalizar la etapa, volvimos a Vilarchán alternando los tramos nuevos y antiguos de la PO-532. Como colofón, disfrutamos de unas excelentes Estrella Galicia en las cercanías de casa de Fernando.

Los datos de la etapa son los siguientes:

  • Distancia: 15’406 km.
  • Distancia (según el GPS): 15’725 km.
  • Tiempo de etapa: 1h 32m 31s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2h 39m 29s
  • Velocidad media: 9’8 km/h
  • Velocidad máxima: 47’7 km/h
  • Pulsaciones medias: 114
  • Pulsaciones máximas: 173
  • Consumo medio de calorías: 740 kcal/h
  • Consumo máximo de calorías: 1320 kcal/h
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: 0h 59m 2s
  • Consumo total de calorías: 1994 kcal
  • Índice IBP de dificultad: 54DB

Y aquí está el enlace al recorrido de la etapa: Vilarchán – Chan do Casal

Editado: Como bien me indica Fernando, el lugar que había identificado como Campo das Cagallas no es exactamente por donde pasamos, sino Coto Sobreiro. El Campo das Cagallas (Cajallas, si hablas con gheada :mrgreen: ) corresponde a la zona donde se ubica la fábrica de Tafisa, en el cercano polígono industrial. Esto es para aprender que no me puedo fiar de la información de una fotografía. :)

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , ,

12 ago 10 Etapa ciclista. Sendero GR-94: Vilarchán – Almofrey

Esta tarde he salido a rodar un poco por tierras gallegas. Ha sido una manera como cualquier otra de mantener el ritmo tras la reciente Vía de la Plata, y también de quitarme de encima los fantasmas de una gastroenteritis que cogí en Verín durante el Camino (y de la que en su momento hablaré).

Mi idea originaria era realizar el tramo III del sendero GR-94: Sendero Rural de Galicia (Monte La Madroa, Vigo – Santiago de Compostela). Este tramo en concreto va desde Vilarchán a San Xurxo, y tiene un recorrido de unos 18 km. En mi caso, al ser de ida y vuelta, debía de haber sido de unos 36 km. Sin embargo, sólo he podido realizar 12 kilómetros escasos.

Empecé, pues, la etapa en Vilarchán. Hay que decir que recorrer el sendero es bastante fácil, ya que las marcas de señalización de sendero de Gran Recorrido (blancas y rojas) son abundantes a lo largo de todo el trazado. Se comienza por asfalto, con abundantes subidas y bajadas -esto es Galicia, al fin y al cabo- que nos lleva por las aldeas de Vilarchán, San Miguel y Contixes.

Tramo empedrado GR-94 (Imagen cortesía de xrosas en Wikiloc)

Tramo empedrado GR-94 (Imagen cortesía de xrosas en Wikiloc)

Hay un tramo de camino empedrado que es dificultoso para la bici, pero que es posible salvar a pie -si bien es necesario tener cuidado con las serpientes-.Es de destacar un hermoso robledal en San Miguel, que sirve de preludio a una subida, después de Mirón, que nos habrá de llevar hasta un monte, en el que nos desviamos por pista a la izquierda.

A partir de ahí empieza un descenso, primero por pista, y posteriormente por sendero comido de vegetación, hasta el Río Almonfrey. Fue en este descenso donde, debido a lo cerrado de la vegetación, su espinosa naturaleza (que estaba causando estragos en mis espinillas) y lo aislado de la zona, tuve que darme la vuelta, ya que no disponía de topográficos de la zona para buscar algún camino alternativo. Por desgracia, por ello, tampoco sabía que me encontraba ya tan cerca del puente romano sobre el río Almofrey, construido en roca viva, y que es digno de contemplar:

Puente romano de Almofrey (Imagen de F. Torres Otero)

Puente romano de Almofrey (Imagen de F. Torres Otero)

Así que me, como resultado, tuve que cortar la etapa en el descenso hasta el Río Almofrey, que constituía uno de mis principales objetivos -por aquello de contemplar ese llamativo puente-, y que me he quedado sin cumplir. La vuelta no tuvo mayor inconveniente, una vez conocido el camino de ida.

El recorrido completo del tramo es el siguiente:

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , ,