msgbartop
¿Era necesario que te fumigaras a toda la comisaria? La señora de la limpieza se pondrá furiosa
msgbarbottom

11 mar 09 Etapa Puente de Hierro – Arroyo Pedroche (08/03/2008)

El pasado domingo por la tarde salí a quitarme un poco el mono de dar pedales por la Sierra de Córdoba. Desde que estoy en Sevilla, obviamente, no es algo de lo que pueda disfrutar todo lo que me gustaría, sobre todo desde que mis compañeros de pedaladas se fueron también de Córdoba.

Fue una etapa corta, apenas 11 km., pero que tuvo varios aspectos interesantes.
El primero de ellos fue, obviamente, el cruce del Puente de Hierro. La vía lleva cerrada a su paso por Córdoba desde finales de los años 80, por lo que el puente es usado asiduamente por paseantes y ciclistas para salvar el valle formado por el arroyo Pedroche, pese a que su estado de conservación no es todo lo idóneo que debería.

Puente de Hierro
(Imagen de un mercancías cruzando por el Puente de Hierro. Cortesía de la Cordobapedia)

El segundo elemento interesante fue el paso desde la Carrera del Caballo hasta el cauce del arroyo Pedroche. Antes de que se construyera la variante de la N-432, para bajar de nuevo al arroyo Pedroche desde la vía tan sólo había que seguir la trinchera del ferrocarril hasta alcanzar el antiguo camino de la cantera de Santo Domingo, y bajar por él. Hoy en día puede hacerse de dos maneras: la primera de ellas es pasar al otro lado de la N-432 por la rotonda que hay un poco más abajo de la trinchera, en dirección Córdoba, y tomar el trazado antiguo de la N-432 hasta llegar al camino de la cantera. La segunda, que es la que tomé, es seguir por el camino de mantenimiento, a la izquierda de la variante. Cuando el camino se acaba, al comienzo de un valle vastante pronunciado, hay que cruzar la N-432, y descender por la derecha, más practicable. Una vez en el fondo del valle, hay de nuevo dos alternativas: o bien subir en fuerte pendiente hasta enlazar con el camino de la cantera… o atravesar por debajo de la carretera, usando el tubo de desagüe de la carretera, de unos dos metros de diámetro. Y escogí, de nuevo, la segunda opción. Por cierto, más vale ir con alguna luz, porque a la mitad no se ve absolutamente nada.

Una vez al otro lado, tan sólo hay que descender por el camino que bordea el arroyo. Vale la pena observar los restos del acueducto romano del arroyo Pedroche,entre los que destaca la fuente de La Palomera. Seguí aguas abajo hasta Puente de Hierro. Allí opté por seguir de nuevo aguas abajo, hasta el Club Asland.

DSCN3323.JPG

(Esta imagen es de otra salida. Es parte del acueducto aguas abajo del Puente de Hierro)

Y aquí fue donde llegó el tercer elemento de interés. A la altura de la cinta transportadora de áridos de la antigua Asland, el camino está un poco perdido. Tenía como opciones meterme en el arroyo, con dos palmos de agua, o bien intentar salvar la cinta por un terreno removido por obras. Subí por allí, para no poner chorreando las botas (tenía que volver a Sevilla con ellas), y me encontré con una especie de charco bastante agua. ¿Podría cruzarlo sin ponerme chorreando? Esperaba que sí. ¿Sería mejor cruzar por el arroyo? Al menos el agua estaba limpia… Esperando que no fuera demasiado profundo, me metí… y me quedé clavado en la mitad. Así que no tuve más remedio que echar pie a… agua. Y me cubrió hasta la rodilla. Salí de la poza chorreando, de agua hasta la rodilla, y de barro hasta los tobillos. Y feliz. :)

La vuelta ya fue bastante convencional, con dos cruces más del arroyo, y a casita por el vial Norte. Pensé en volverme por la ronda en construcción que enlazará con la Fuente de la Salud, pero ya estaba bien de barbaries para tan pocos kilómetros.

Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien. :mrgreen:

Aquí está la etapa con Google Maps:


Ver mapa más grande

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Deje un comentario







uno + 9 =