msgbartop
Cordobés por tierra, hidalgo por mar, hidalgo por el diablo
msgbarbottom

17 jun 22 Camino del Puente de Gomail

Ayer estuve haciendo algo de bici. Una cosa relajada, simplemente para desoxidarme un poco, estirar las piernas, y tener una excusa para bajar al río Lérez. Y es que estos días está haciendo calor -calor húmedo- en Forcarey. No es la locura de Córdoba o de Sevilla, pero cuando no tienes aire acondicionado, también machaca un poco. El caso es que, como decía, tenía ganas de bajar al río. Y de rodar un poco con la Super BH. Y no me pude resistir.

IMG_20220616_172705_HDR_1.jpg

No es el trazado más adecuado para este tipo de bici. Mucha piedra, recorrido ratonero, y abundante hojarasca, que con cubiertas finas te llevan a patinar más de la cuenta. Pero si no hubiera ido con esta bici, me habría perdido esta foto. Luego, en el río, no pude menos que bañarme. El primer baño en el río de la temporada. EL agua estaba aún algo fría, pero con el calor era de agradecer. También es cierto que no me quedó otra. Me había bajado el dron, y como no lo calibré adecuadamente antes de salir, acabó en el fondo del Lérez, de donde tuve que sacarlo.

IMG_20220616_173331947.jpg
IMG_20220616_174605161_BURST001.jpg

No voy a decir que no supiera que iba a acabar así. Bañándome, quiero decir. No en balde, había salido de casa con el bañador puesto. Pero no esperaba que fuera a resultar tan necesario. Al menos, tuve una excusa para echarle valor y nadar de punta a punta del río.

IMG_20220616_175812172_HDR.jpg

Una vez de vuelta a casa, tengo que decir que la Super BH L6000 gravelizada es un demonio para subir. Sin darle especialmente, mejoré de manera tremenda mis tiempos en la subida a Gaxín, y en la subida a Forcarey desde Ponte. Es divertida de montar. Muy divertida. Y el trayecto, pese a ser apenas 6 kilómetros, lo merece.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , ,

14 jun 22 Etapa ciclista: La Fracha, Cama do Home – Legua da Chan (12/06/2022)

El domingo 12 de junio realicé una etapa ciclista por La Fracha, en las cercanías de Vilarchán. Esta vez salimos un grupito de 4 personas, Fernando, Álex, Víctor y yo. No recuerdo cuándo fue la última vez que salí con tanta gente, y la verdad es que es algo que se echa en falta. Lo interesante del asunto es que sumábamos dos bicicletas eléctricas, y dos convencionales. Una combinación interesante. Empezamos a rodar a las 9:30h, saliendo de casa de Fernando. Tomamos un camino que pasa por medio de un grupo de eucaliptos, para salir a la carretera de Pontevedra a Puente Caldelas. Cruzamos la carretera, y empezamos a subir por un camino que conduce hacia Justanes y que, poco a poco, acaba llevando hasta la Cruz del Brasil. Desde allí, empezamos a subir camino de la Cama do Home, una roca en lo alto de un risco que domina todo el entorno. Se trata de una buena subida, con tramos de sube y baja por caminos en un estado razonable, pero que tiene un terrorífico kilómetro final hasta la Cama, con rampas que llegan a alcanzar el 17%.

IMG_20220612_103838744_BURST001.jpg

Una vez en la Cama do Home, paramos a charlar un rato y reabastecernos, antes de reemprender la etapa. Bajamos por un cortafuegos, en el que Álex, Víctor y Fernando bajaron estupendamente bien, pero que a mí se me atragantó un poco. Cosas de no tener tija telescópica, y de no tener dominado el terreno. Aun así, fue divertido. Volvimos a aparecer en la Cruz del Brasil, y desde allí emprendimos el camino de la cantera, del que guardo un infausto recuerdo. Esta vez conseguimos atravesar la cantera sin novedad. Seguimos avanzando, cruzándonos con ocasionales grupos de ciclistas, hasta llegar a un camino que, a mano derecha, sube -segunda gran subida del día- hasta el mirador de Legua da Chan. Esta subida estuvo a punto de atragantárseme, pero no salí demasiado mal de ella.

Tras parar un poco en el mirador, emprendimos el camino de vuelta. Bajamos por carretera hasta una nave sobre el polígono, donde tomamos un camino que nos acabó llevando a Baltar, donde bajamos por carretera hasta la pista que al principio de la mañana habíamos tomado para venir desde Vilarchán. El final de la etapa fue realizar el camino en sentido inverso, para volver al punto de salida. Una buena etapa en una estupenda compañía.

Datos de la etapa:

  • Distancia: 26’720km
  • Distancia (según el GPS): 26’71km
  • Altitud ascendida: 586m
  • Tiempo de etapa: 2:03:11
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:35:38
  • Pulsaciones medias: 144ppm
  • Pulsaciones máximas: 182ppm
  • Cadencia media: S/D
  • Cadencia máxima: S/D
  • Calorías consumidas: 2210kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , ,

09 jun 22 En bici por el Aljarafe (05/06/2022)

El domingo 5 de junio de 2022 estuve dando pedales por el Aljarafe. Algo suave, porque aún estaba algo convaleciente de un resfriado primaveral, pero no quería que algo así arruinara la posibilidad de salir a rodar un poco por la zona después de unos cuantos meses. En realidad, hice dos salidas, una por la mañana, y otra por la tarde.

En la salida de la mañana utilicé la Super BH L6000 gravel. Salí a las 8:35, cruzando Santiponce por carretera, y saliendo hacia Valencina. Al pasar el puente sobre la vía del tren, giré a la izquierda por la ruta del agua. Seguí por la misma, cruzando Cerro Blanco, y bajando hasta la altura de Castilleja de Guzmán. Allí giré a la derecha para subir por el camino que pasa junto a un colegio mayor. Salí a carretera, subí un poco, y giré a la izquierda para buscar el Cordel de los Carboneros, viejo conocido a estas alturas. Una vez en el cordel, lo seguí hasta Salteras, y allí me incorporé a la Cañada Real de las Islas, girando a la izquierda para encaminarme hacia Mairena. Seguí por la cañada, con bastantes trampas de arena, hasta cruzar por debajo de la autopista y alcanzar el puente romano sobre el río Pudio. Allí tomé en ascenso el Cordel de Triana a Villamanrique, y lo seguí hasta llegar hasta el club de golf del Zaudín y el parque homónimo, entrando en Tomares. Por Tomares callejeé, hasta llegar a la fuente de la Mascareta, y lo que parece una antigua casa de postas, con una imagen de la Virgen del Rocío.

20220605_100017.jpg
20220605_100328.jpg

Seguí cruzando Tomares, hasta llegar a Castilleja de la Cuesta. Pasé junto al Ikea, y giré a la derecha, hasta llegar a la Ermita de Nª Sª de Guía, donde también me detuve un momento.

20220605_101328.jpg
20220605_101407.jpg

Posteriormente, giré a la izquierda, camino de Camas, pasando por los cerros del Carambolo. Una vez en Camas, volví a Santiponce por el trazado de la N-630, para llegar a casa a las 10:45h, tras 36’2 kilómetros de etapa.

Sin embargo, tenía más ganas de bici en el cuerpo. En concreto, llevaba tiempo con ganas de salir a rodar con la veterana Orbea Luarca de paseo. Así que le inflé las ruedas, y salí un poco con ella por la tarde, aprovechando las horas de menos calor anteriores al anochecer. En este caso se trató de una cosa bastante sencilla, ir y volver a la estación de tren de Valencina-Santiponce. Es la Orbea una bici interesante. Pesada como ella sola, lo que hace que tenga un centro de gravedad muy bajo. El sillín de muelles es extraordinariamente cómodo, pero el manillar se me queda estrecho, sobre todo desde que le puse los cambios en el mismo, en vez de su configuración normal en el cuadro. Aun así, es divertida, aunque algo nerviosa, al tener un cuadro algo corto para mi talla, una potencia muy, muy corta, y ese manillar de paseo.

IMG_20220605_210708303_HDR.jpg

En cualquier caso, vale la pena sacarla de cuando en cuando. Los cambios me quedaron extraordinariamente finos, y tiene estilo. :mrgreen:

Datos de la etapa:

  • Distancia: 37’689km
  • Distancia (según el GPS): 37’69km
  • Altitud ascendida: 348m
  • Tiempo de etapa: 1:47:44
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:02:36
  • Pulsaciones medias: 135ppm
  • Pulsaciones máximas: 167ppm
  • Cadencia media: 60rpm
  • Cadencia máxima: 167rpm
  • Calorías consumidas: 1622kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

06 jun 22 Ajuste de alcance de manetas Campagnolo Mirage

Hace algunas semanas realicé algunos cambios en la Super BH L6000 que tengo en Sevilla. En concreto, cambié el manillar tradicional por uno de estilo compacto, más ancho que el que montaba de fábrica. La idea era tener más estabilidad, al disponer de más anchura, pero me estaba encontrando con un problema: estaba notando que el cambio de radio de un manillar a otro hacía que las manetas de freno quedaran más separadas de lo conveniente para poder acceder fácilmente a ellas.

El-manillar-de-bicicleta.jpg

La verdad, aunque desde el punto de vista de la estabilidad estaba notando la diferencia, había perdido bastante en seguridad sobre la bici, sobre todo en descensos acusados. La solución, en principio, parecía sencilla: de los frenos MTB conocía que existen unos tornillos de ajuste que permiten acercar la maneta al manillar. Buscando algo de información al respecto, encontré que los frenos de carretera Shimano disponen de un tornillo de ajuste similar. Pero no estaba encontrando nada relativo a los Campagnolo Mirage que monto en la gravel. Después de volverme loco al respecto (e incluso encontrar información que decía que estos frenos no se podían ajustar), encontré que la solución era extraordinariamente sencilla: las manetas Campagnolo cuentan con un pasador en el mismo freno, que regula entre dos posibles posiciones del freno. A un lado, más cercanas al manillar, y al contrario, más alejadas. Es tan sólo cuestión de variar la posición del pasador. Extraordinariamente sencillo.

maneta-campagnolo-ajuste-peq.jpg

En mi caso, las manetas estaban reguladas en la posición más alejada. Ha sido cuestión de cambiarlas a la otra, y notar una tremenda mejora. Una pequeña tontería, pero que espero que a alguien más le ayude el saberlo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , ,

03 jun 22 Etapa ciclista: Forcarey – Castro de Loureiro – Neveras de Fixó – Monasterio de Aciveiro (28/05/2022)

El sábado 28 de abril estuve haciendo una nueva etapa con mi cuñado Slava por las cercanías de Forcarey. Le ha gustado la zona -entiendo por qué- y es agradable tener compañía para rodar por estos lares, así que tras la etapa del fin de semana anterior, no podíamos menos que repetir. De nuevo, salimos por la tarde, y quizás fue el único fallo de la jornada (aunque fallo que no podíamos evitar, ya que tenía unos compromisos en Santiago por la mañana que hacía que no pudiera llegar antes), ya que la tarde se adivinaba calurosa y húmeda, como acabó siendo. Empezamos a rodar al filo de las 16h, subiendo hacia Forcarey, y desde allí girando a la derecha por la carretera de Dosiglesias. Al poco de salir a la carretera, la dejamos por la derecha, tomando la bajada que lleva hasta el río Lérez. Se notaba que había llovido y hecho calor esos días, porque la vegetación había crecido de manera espectacular. Tanto, que me confundí en un tramo de la bajada que andaba comido de maleza, y acabamos en un prado. Vueltos sobre nuestros pasos, continuamos bajando hasta el Lérez, que atravesé sin poner pie en tierra, pero con agua hasta las rodillas. Muy divertido. :mrgreen:

Slava cruzó por el paso de piedra, y ya en el otro lado del río, subimos hacia Pontemaril, y desde allí, acometimos la subida hasta el Castro de Loureiro. Nos desviamos y entramos en el castro, para encontrarlo -de nuevo- comido por la maleza. Nada que se pudiera hacer. Volvimos al camino, y desde allí a la carretera. Hicimos la subida hasta Valiñas -dura y calurosa-, y continuamos por el coto, subiendo sin descanso hasta salir a la carretera PO-534. Desde allí giramos a la derecha, en busca de la pista que entra en el parque eólico. La tomamos, y no tardamos en dar con los primeros generadores. Ahí el calor y la falta de vegetación se dejaban notar -al menos, en mi caso :D - pero estaba siendo una etapa estupenda. Como íbamos bien de tiempo, en vez de dirigirnos hacia la subestación, optamos por ir hacia las Neveras de Fixó. Descendimos un rato por la cresta de la montaña, y llegamos a las neveras, donde paramos un rato.

Reemprendida la marcha, no me pude resistir a que nos desviáramos para ir hasta el mirador de Grobas. Se trata de un mirador desde el que se puede contemplar el valle que excava el río Grobas, y en el fondo del cual se halla la aldea abandonada del mismo nombre. Había estado en la otra ladera, y bajado hasta la aldea, pero no había estado nunca en el mirador. Y ya lo creo que vale la pena.

IMG_20220528_174921229.jpg
IMG_20220528_174948030_HDR.jpg

Tras la parada en el mirador, emprendimos el camino de vuelta. Por no regresar exactamente por el mismo sitio, giramos a la derecha camino de un grupo de generadores. Tuvimos que afrontar una subida técnica y dura, que dio paso a una de las pistas de mantenimiento. Desde allí, acabamos volviendo al camino principal, y esta vez sí, tomamos el camino de la subestación. De acuerdo a lo previsto, nos desviamos a la izquierda, para salir a la aldea de A Noveliza, en una divertida bajada. Allí volvimos a cruzar sobre el Lérez (segunda vez en el día), apenas un hilo de agua, ya que nace justo al lado de la aldea. Tomamos un tramo de carretera hacia A Rochela, que dejamos por la izquierda, en una bajada que lleva hasta un camino que va hacia el monasterio de Aciveiro. Es un tramo muy adecuado para gravel, que algún día tengo que recorrer con la Super BH L6000 de aquí. Cruzamos el Lérez -tercera vez-, y tras un poco de subida, emprendimos bajada, que abandonamos antes del final, para dirigirnos al monasterio por la aldea de Vilaverde.

No tardamos en llegar al monasterio, donde hicimos una breve parada para descansar, y abastecernos de agua, aprovechando que estaba abierto. A esas alturas Slava estaba ya sin agua, y el brebaje que yo llevaba (mi viejo clásico, agua, zumo de dos limones, azúcar y sal) me estaba torturando más allá de lo razonable, ya que no había atinado con las proporciones. Una vez reabastecido, gracias a la amabilidad de uno de los empleados del hotel, seguimos por carretera para pasar junto a Aldón, pasamos de nuevo el Lérez -cuarta vez- por carretera, y acabamos saliendo a la carretera de Silleda. Desde allí, emprendimos el camino de vuelta a Forcarey, que no tardamos en abandonar, a la altura del aerogenerador solitario, por una carreterita a mano derecha. Allí, poco después, tomamos una pista a la izquierda, para bajar por camino hasta Córneas, en una bajada muy divertida. En Córneas tuvimos un percance interesante, al salirnos dos perrazos de una casa. Poco faltó para que se nos echaran encima; en mi caso, tuve que parar, y apaciguar a los perros. Por suerte, no hicieron nada, pero era para haberse llevado un susto.

Retomado el camino, salimos de Córneas a mano derecha, buscando un viejo camino que comunica con Forcarey, y que tuve ocasión de conocer en la bajada que hice por As Rabadeiras hace algunas semanas. Puestos a volver a Forcarey, mejor por sombra y un camino agradable que por asfalto. Y así fue. Volvimos a salir a la carretera de Dosiglesias, y volvimos a Forcarey, dando por finalizada la etapa a las 19:22h, tras algo más de 35 kilómetros de etapa estupendamente aprovechada. :mrgreen:

Datos de la etapa:

  • Distancia: 35’864km
  • Distancia (según el GPS): 35’86km
  • Altitud ascendida: 897m
  • Tiempo de etapa: 2:42:59
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 3:29:03
  • Pulsaciones medias: 143ppm
  • Pulsaciones máximas: 165ppm
  • Cadencia media: 65rpm
  • Cadencia máxima: 158rpm
  • Calorías consumidas: 3057kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , ,