msgbartop
Página fundada en Dies Martis A.D. X Kal. Apr. MMDCCLVIII A. U. C.
msgbarbottom

07 jun 07 Tsunenaga Hasekura, el japonés de Coria del Río

Coria del Río es un pueblo de la provincia de Sevilla, situado aguas abajo del río Guadalquivir con respecto a la propia ciudad de Sevilla. Es un pueblo normal y corriente, con su ayuntamiento, su campo de fútbol, su piscina y su apellido característico. ¿Cómo? Pues sí, Coria del Río tiene un apellido que lo hace único en toda España, y este apellido es Japón.

La historia de este apellido es ciertamente curiosa. En el año 1614 llegó hasta España una misión japonesa, enviada por el shogún Ieyasu Tokugawa, con el fin de establecer relaciones políticas y comerciales con España y Roma. Esta misión se encontraba encabezada por Tsunenaga Hasekura, a la sazón samurai de Sendai. Es bien sabido que Sevilla, por aquel entonces, era el más importante puerto de mar (cosa que es bastante divertida, por cierto) de España, y el lugar desde donde se gestionaban todos los asuntos comerciales de Ultramar. Por lo tanto, era lugar de paso obligado para la misión japonesa.

Estatua de Tsunenaga Hasekura
Estatua de Tsunenaga Hasekura

Coria era, por aquel entonces, antepuerto de Sevilla, así como lugar de fondeo de los navíos que se dirigían a la ciudad. Fue en este pueblo, por lo tanto, donde se hospedó la delegación japonesa. El revuelo y la expectación levantados fueron considerables, como nos narran cronistas de la época:

Saliendo el Embajador de Coria, vio con sumo placer el honor que se le había preparado, la pompa de los caballeros y la gran cantidad de gente que lo acompañó durante su camino hacia Sevilla.
Cerca de Triana y antes de cruzar el puente, se multiplicó de tal manera el número de carrozas, caballos y gentes de todo género, que no bastaba la diligencia de dos alguaciles y de otros ministros de la justicia para poder atravesarlo. Finalmente compareció el Conde de Salvatierra. Asistente de la Ciudad, con gran número de titulados y con los restantes veinticuatro y caballeros; y el embajador desmontando de la carroza, montó a caballo con el Capitán de su guardia y Caballerizo, vestido sobriamente, a la usanza del Japón, y mostrando al Asistente lo obligado que quedaba de la mucha cortesía y honores que la Ciudad se servía de usar con él, fue puesto en medio del dicho Asistente y Alguaciles Mayores y prosiguiéndose la cabalgata con increíble aplauso y contento de la gente, por la Puerta de Triana se dirigieron al Alcalzar Real.

(Scipione Amati, Historia del regno di Voxu, 1615)

Placa con el recorrido de la expedición
Placa que muestra el viaje de la misión japonesa

El embajador Hasekura visitó posteriormente Francia e Italia, para volver posteriormente a España, y más adelante al Japón, pero parte de los integrantes de la misión decidieron quedarse en Coria. Sus descendientes llevan, desde entonces, el apellido Japón, habiendo a día de hoy en el pueblo unas seiscientas personas censadas con este apellido. Los futboleros recordarán a uno de los más famosos descendientes de estos japoneses: el árbitro de fútbol José Japón Sevilla, sevillano para más señas.

Este mañana, aprovechando que era fiesta en Sevilla, Ana y yo hemos decidido ir a hacer una visita a Coria del Río, donde puede contemplarse en el Parque Carlos de Mesa una estatua dedicada a Tsunenaga Hasekura. Comentan que es asiduamente visitada por los turistas japoneses que llegan a Sevilla, e incluso en la propia página web del Ayuntamiento de Coria del Río pueden encontrarse abundantes referencias niponas. Una historia, sin lugar a dudas, ciertamente curiosa.

Por otro lado, también hemos encontrado en Coria algo que creía desaparecido desde hacía tiempo: el uso de transbordadores en el río Guadalquivir. A día de hoy sigue usándose este medio de transporte para cruzar de un lado al otro del río. Cosa bastante lógica, dada la anchura del río y el tráfico de barcos que suben hasta el puerto de Sevilla, que obligaría a construir puentes elevados al estilo del puente del V Centenario, o levadizos.

Barcazas en el río
Barcazas trasladando coches

Una mañana, sin lugar a dudas, ciertamente instructiva.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Tsunenaga Hasekura, el japonés de Coria del Río, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Comentarios de los lectores

  1. |

    Sabria decirme alguien si en las barcazas de Coria se puede cargar una carriola que mide incluyendo el tractor 15 metros de larga

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  2. |

    Creo que me está entrando complejo de Dr. Emacs.

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  3. |

    hola a todos los q se llamen coria en santiago del estero mi familia surje alli llamenme al TEL:15541165456229 los q se llamen coria porfabor llamen y digan de que lugar probienen. un pibe esperansado en su orijenes. MAXIMILIANO CORIA.

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  4. |

    Me gustaría saber si la barcaza para cruzar desde Isla Menor a Coria tiene un horario establecido y si es así cual es. También me gustaría saber si se puede llegar bien en coche desde Sanlucar de Barrameda hasta coger la barcaza, ¿dónde se coge?. Muchas gracias. Reme

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  5. |

    Quizás éste no sea el lugar más adecuado para preguntar una cosa así…

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario

Deje un comentario







3 + tres =