msgbartop
De hecho, el mero acto de abrir la caja determinará el estado del gato, aunque en este caso los tres estados determinados en los que podía estar el gato eran: Vivo, Muerto y Jodidamente Furioso
msgbarbottom

05 may 22 Super BH L6000 gravel monoplato. Una restauración agresiva

superbhl6000-2-antes-despues

Estos dos últimos meses he estado embarcado en un proyecto de restauración que acabo de finalizar. Dado que paso parte considerable de mi tiempo en Galicia, tenía ganas de contar con una bicicleta algo más ligera que mi querida Giant Trance X4. Y tenía claro que quería que fuera una grave y -en la medida de lo posible- una restauración. Estuve un tiempo peinando páginas de segunda mano, hasta que di con una candidata casi perfecta. Una Super BH L6000 -bicicleta con la que tengo alguna experiencia- que no podía dejar pasar, pero que estuve a pique de hacerlo. Y la razón es que es un cuadro de talla 51, que me queda considerablemente pequeño. Aparte, el estado de la bicicleta era bastante malo, pero con un punto importante a favor: no tenía nada de óxido.

IMG_20220404_213701382.jpg
IMG_20220404_213712855.jpg

Al final, el propietario, un chaval muy majo, me la acabó regalando, con el compromiso de ponerle al corriente de cómo la iba restaurando. Y es que -me contaba- la tenía desde hacía más de un año en venta, y nadie se había interesado por ella, y estaba ya por echarla a la basura. Dándole las gracias (y habiendo cumplido mi compromiso), acabé trayéndola a casa.

Ya de vuelta en Forcarey, tocó hacer revisión de la bici. Sobre la pintura original habían repintado a mano en oro y rojo, el manillar lo habían cortado para hacer un manillar de paseo, la biela derecha había perdido el pedal (y la rosca), y la izquierda no era la BH original, sino una Shimano de los 90. El desviador trasero estaba bloqueado, y el delantero bastante oxidado, las manetas de freno estaban bastante deterioradas. En cuanto a la parte buena, el cuadro estaba libre de óxido, los frenos Sprint Podium se conservaban bien, la tija y la potencia estaban en buen estado, y las ruedas, con llantas Weinmann, estaban razonablemente bien. El sillín tenía algún agujero en el cuero, pero era algo que se podía volver a retapizar, llegado el caso. Hice un primer trabajo de dejar la bici en el chasis, para tomar decisiones a partir de ahí:

IMG_20220405_142410824.jpg

La primera, viendo que los vinilos originales eran irrecuperables, y había algunos daños considerables bajo la pintura oro y roja, fue la de dejar el cuadro en acero desnudo, decapándola del todo. Aquí conté con la impagable ayuda de mi cuñado Fernando, que estuvo algunos días entretenido conmigo, decapando, lijando y limpiando.

IMG_20220405_200033039.jpg
IMG-20220406-WA0001.jpg

Hay que decir que la pintura añadida roja y oro salió facilmente, pero que la pintura original se resistió como ella sola. No hubo manera de hacerlo sólo a base de decapante, sino que hubo que tirar de lija. Pero el resultado fue inmejorable. Tanto, que estuve tentado de simplemente barnizarla y dejarla en color acero.

IMG-20220406-WA0006.jpg

Finalmente, opté por seguir el plan original, y dejar el color lo más parecido posible al original de BH. Para ello, aplicamos imprimación, pintura plateada y barniz. Fue interesante seguir la evolución de las capas. Y tengo que admitir que en cada paso del proceso me sentía tentado a parar, ya que los aspectos del cuadro seguían siendo estupendos.

IMG_20220407_191053824.jpg
IMG_20220407_204948896.jpg
IMG_20220408_211324320.jpg
IMG_20220408_213929032.jpg

Dejamos el cuadro y la horquilla preparados antes de Semana Santa de 2022, y durante 3 semanas dejamos la pintura endurecer. Aparte, tenía que esperar algo de tiempo para que llegaran los componentes nuevos que necesitaba para construir la bici. El primero en ser recibido fueron los nuevos vinilos para cuadro y horquilla, que pude localizar en VinilosBici, una tienda especializada de Alcoy.

IMG_20220408_112148593.jpg
IMG_20220501_202812529.jpg

El resultado, una vez colocados los vinilos, fue estupendo. También aproveché para limpiar, desoxidar y abrillantar la dirección original, que pude reutilizar. Lo mismo que los puentes de freno. En cuanto al resto de componentes, opté por una restauración agresiva, como indica el título de esta entrada. En concreto, fueron los siguientes:

  • Transmisión: Después de la satisfactoria experiencia con la Giant, opté por seguir en la misma línea, y montar un sistema monoplato y una corona de 9 piñones. En el caso de la corona, compré la misma, una ZTTO 11-50, pero en el caso del plato escogí uno un poco más grande, uno de 36 dientes. En lo referente a las bielas, escogí unas de color plateado de 170mm, para reducir el impacto estético de un bloque completamente en negro, como me pasa en la Super BH L6000 que tengo en Sevilla, equipada con un juego Shimano GRX completamente negro.
  • Ruedas: Pese a que las ruedas Weinmann originales se encontraban en un estado razonable, el haber optado por un cassette en vez de un piñón libre de la vieja escuela, me obligaba a reemplazarlas. Compré unas llantas de doble pared 700×25 convencionales del Decathlon con cierre rápido.
  • Cubiertas: De nuevo, la experiencia con la Super BH L6000 de Santiponce fue clave. Sabía que no podía colocarle nada más grande que unas cubiertas 700x32c, debido al ancho de las vainas traseras, y me fui directo a por unas de este estilo. En concreto, unas cubiertas BTwin Gravel 700x32c, sencillas y baratas.
  • Manillar: Otro elemento clave. Podía optar por un manillar de cuernos de cabra de gravel, o un manillar recto de montaña. Como ya había tenido algún susto con el primero, escogí ir por lo segundo. Además, como en teoría esta bici también podría cogerla Ana, ella me comentó que se sentía más segura con un manillar recto. Dentro de los rectos, tenía por casa dos manillares de 25’4mm que encajaban con la potencia original, y a sugerencia de Ana, escogí el estrecho, que había sido de mi bici plegable de Irlanda. Lo mismo que los puños de gomaespuma, que también tenía guardados.
  • Cambio: Una vez determinado el uso de un manillar recto, estaba claro el estilo de la maneta de cambio. En cuanto al modelo, escogí una maneta Shimano Sora, que pese a ser un grupo de carretera, dispone de maneta de cambio para manillar recto. El desviador trasero escogido, como no podía ser menos, fue un Shimano Sora de 9v de caja corta, que ya conocía de montarlo en mi Fuji urbana con estupendos resultados. Adicionalmente he necesitado un extensor de la patilla del cambio, ya que el cassette 11-50 es demasiado grande para montarlo directamente con este tipo de cambios en un cuadro antiguo. Con la transmisión venía uno de regalo, pero resultó ser algo corto para este cuadro, y tuve que optar por uno algo más largo.
  • Frenos: He escogido unos frenos de aluminio en negro y aluminio, sencillos y fiables.
  • Sillín: De nuevo otro dilema. Aparte del original, que hubiera sido necesario retapizar, contaba en casa con un par de sillines rondando. Un sillín de carretera de carbono y un sillín Wittkop Medicus de cicloturismo. Éste último ya lo había usado en el Camino del Cid, sin acabar de convencerme mucho, pero que ha sido el que finalmente he usado. La razón es que, al quedarme el cuadro algo estrecho, no podía hacer uso del sillín original, que apenas tenía recorrido hacia atrás. Y no podía escoger el de carbono, ya que las barras del mismo son ovaladas, y no encajan con el adaptador a tija antigua. Así que me hube de quedar con el de cicloturismo.
  • Otros: Otros elementos de la restauración han sido las fundas de cable, en rojo original (y de las que aún tenía sobrantes de la otra restauración), y los pedales, que he optado por que sean pedales de aluminio con rastrales. Sigo siendo de la vieja escuela.

Acabé de recibir todos los materiales hace apenas unos días, y desde entonces he estado montando la bici poco a poco. El primer lugar las ruedas, que impresionaban bastante con el cassette de 50:

IMG_20220501_204238664.jpg
IMG_20220501_205727552.jpg

Luego el manillar y el sillín, que quedaban bastante bien en negro sobre el aluminio de la potencia y la tija:

IMG_20220501_213155830.jpg
IMG_20220501_213414832.jpg

A continuación, frenos y cableado:

IMG_20220502_115720959.jpg
IMG_20220502_115737585.jpg
IMG_20220502_181415874.jpg

…para seguir con las bielas, eje de pedalier y pedales:

IMG_20220502_124012213.jpg
IMG_20220502_124937595.jpg
IMG_20220502_130515843.jpg
IMG_20220502_140539726.jpg

La colocación de la rueda trasera y el desviador tuvo algunos problemas. Para empezar, el eje de la rueda trasera era 5mm más ancho que lo que soportaban las vainas. No era sorprendente, ya que la llanta original montaba una corona de 5 piñones, y ahora le estaba intentando montar un cassette de 9. Pero con un poco de persuasión, pude hacer pasar la llanta. El segundo problema, ya comentado, vino por la patilla del cambio. Era necesario hacer uso de un extensor de la misma, para poder colocar el desviador y que no chocara con el piñón grande. Mientras llegaba el definitivo, utilicé temporalmente dos extensores cortos, uno detrás del otro. Además, el desviador quedaba muy pegado al piñón pequeño, además de que el tornillo pasante de la patilla llegaba a tocar con la cadena. Ambos problemas se solucionaron fácilmente con una simple arandela. Pero el principal problema vino porque la patilla del cambio se encontraba algo desviada. Finalmente, sí que había un pequeño daño en el cuadro. Por suerte, ya tenía experiencia con ello, y contaba con una herramienta para medir y corregir la desviación. Una vez corregido todo, la parte trasera de la transmisión quedó como sigue:

IMG_20220505_190854236.jpg

Mención aparte merecen algunas piezas especiales impresas en 3D. Una de ellas fue un detalle de la tapa de los puños, meramente estético:

IMG_20220502_174649010.jpg

…pero otros han sido funcionales, y relacionados con el cableado del cambio. En primer lugar, el guiacables del eje de pedalier. Esta versión del cuadro traía un guiacables integrado en el cuadro, formado por un trozo de acero con dos pasos para los cables. No me gustaba nada, ya que se veía que arañaba la pintura. Así que opté por imprimir un guiacables, que salvara el original con un bisel. Un resultado estupendo, que pude colocar con tal sólo un poco de cinta de doble cara:

IMG_20220502_114455807.jpg
IMG_20220502_114851102.jpg

El otro detalle funcional es el tope de cable en el cuadro. Esta bici disponía de cambios en el cuadro, pero como ya he comentado, he optado por llevar el único cambio restante al manillar. En el pasado compré adaptadores STI de Shimano, pero en este caso, al tener que utilizar sólo uno de ellos, me decidí a diseñar uno, sacarlo con la impresora 3D, y pintarlo en el mismo tono del cuadro. El resultado ha sido satisfactorio:

IMG_20220502_174659556.jpg

El último detalle, antes de dar por finalizados los trabajos, fue recuperar la insignia original de BH, en vez de colocar el vinilo que venía en el kit. Tuve que repintar los detalle en plata, que se habían perdido, y colocarlos con adhesivo.

IMG_20220505_190245740.jpg

El resultado final de la restauración es el siguiente, del que me siento bastante orgulloso:

IMG_20220505_135405274.jpg
IMG_20220504_093611357.jpg

Para finalizar, aunque el cuadro me queda algo pequeño, al haber colocado el sillín desplazado hacia atrás al tope, y haber escogido un manillar recto, puedo hacer uso de la bici sin mayores problemas. Ahora se trata de hacerle muchos kilómetros.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Super BH L6000 gravel monoplato. Una restauración agresiva, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Etiquetas: , , , , ,

Deje un comentario







× tres = 24