msgbartop
¡Mano de milenio y gamba!
msgbarbottom

11 abr 21 Etapa ciclista: Forcarey – A Mámoa – Puente Romano de Parada (11/04/2021)

El domingo 11 de abril realicé una etapa ciclista por los alrededores de Forcarey que consiguió aglutinar lo mejor de todos los terrenos: subidas y bajadas por asfalto, estupendos descensos por pista y endureros, tramos trialeros por viejos caminos de origen romano, algo de sherpeo, y estupendos paisajes allá donde iba. Empecé el día saliendo de Forcarey a las 9:24h, tras algo de trabajo mecánico para recolocar los sensores ANT+ que arranqué en la etapa anterior. La mañana amenazaba lluvia, pero la previsión meteorológica indicaba que no iba a llover en todo el día, y que a medida que avanzara la mañana el tiempo iba a mejorar. La verdad, clavado.

Salí de Forcarey por la carretera de la Chamosa, con la estupenda vista de la cascada. Avancé hasta el cruce de O Salgueiro, y continué a mano derecha, hacia Las Casetas. Allí seguí por la carretera de La Estrada, para desviarme a mano izquierda, a la altura del observatorio, por la pista que lleva a A Mámoa. La pista se encontraba algo embarrado, previsible tras los pasados días de lluvia, pero se podía rodar bien. El momento más complicado fue junto a la vaquería, donde siempre hay un tramo de grava que te deja clavado. Y con tanta agua, más. Pero una vez pasado, y vadeado el arroyo, el ascenso hasta A Mámoa no tuvo ningún inconveniente adicional. Entré en A Mámoa, para tomar, a unos 300 metros de la aldea, una carretera asfaltada que sube hasta lo alto de Peña Madroira, con una cota máxima de 712 msnm. A partir de aquí la carretera gira a la derecha, mientras que yo continué de frente, siguiendo mi avance, para poco después, en una bifurcación, tomar la pista de la derecha, que va describiendo una bajada por la cresta de la montaña. Al principio es una buena pista forestal, pero poco a poco se va transformando en una senda, hasta que desemboca en lo que es prácticamente un cortafuegos, que en sus tramos más complicados deja a la vista la roca madre, una especie de pizarra que le da al suelo una textura de rallador de queso que hace que de lo último que tengas ganas de es besar el suelo. Pero todo se compensa por las estupendas vistas de Monte Seixo, al fondo, y el valle del Lérez, en primer plano.

IMG_20210411_101858477_HDR
IMG_20210411_101901947_HDR

Tras una última bajada, el cortafuegos muere en una nueva pista forestal -ojo, hay una buena zanja entre el cortafuegos y la pista-, que circula en un tramo estupendo de bosque atlántico. Una delicia para la vista.

IMG_20210411_102245864_HDR

La pista acaba muriendo en la carretera que va desde Forcarey a la N-541. Tras un poco de descenso, giré a mano izquierda, buscando la aldea de Parada y su puente romano. Se pasa primero por Mouteira, donde destacan su iglesia y cementerio anexo, y tras seguir bajando, se llega a Parada. Se tiene que seguir en descenso, para tomar una corredoira -en realidad, un antiguo camino romano- que se encuentra bastante limpio, para lo que son mis experiencias previas, y que en un divertido descenso (mucha piedra suelta y musgo) acaba llegando hasta el sorprendente puente romano de Parada.

IMG_20210411_103438609_HDR
IMG_20210411_103932209_HDR
IMG_20210411_104127450
IMG_20210411_104440089_HDR
IMG_20210411_103604395

Se trata de un puente un solo arco que salva el cauce del río Lérez a una altura considerable, en un estrechamiento del cauce, que hace que el río tenga una fuerza considerable, pese a encontrarse, como era el día de hoy, con el nivel bastante bajo.

IMG_20210411_103708061

Tras visitar el puente, mi idea era volver sobre mis pasos, hasta la carretera y la N-541, pero por un cartel de información junto al puente, tuve conocimiento de que desde el puente se podía alcanzar la aldea de Vilariño (de Cerdedo), lo que me ahorraba unos cuantos kilómetros, ya que tenía previsto pasar por sus cercanías antes de dirigirme hacia Acivedo. De hecho, había hasta postes indicativos de la senda a seguir. El problema: en su comienzo por la margen izquierda del Lérez se veía comido de vegetación. Pero… ¿quién dijo miedo? Los primeros 300 metros de camino eran impracticables en bici. Además de los tojos y espinos (una constante en esta bendita tierra), se sumaban un perfil bastante irregular, con amplias vueltas y revueltas junto al puente. Poco después el camino mejoraba en lo referente a vegetación y perfil, pero el viejo camino romano, y menos vieja corredoira se encontraba con todo su irregular firme cubierto de musgo, tremendamente resbaladizo.

IMG_20210411_105311181

La cosa mejoraba al acercarse a Vilariño. En el último tramo ya era posible rodar y, así, pude entrar sobre la bici en esta población, y no tirando de ella. Desde allí salí a la carretera de Forcarey. No lejos de la salida de Vilariño se encontraba la fábrica de cementos, donde sale la salida de Acibedo. Tomé esta carretera y, en subida, acabé llegando esta población. Allí me encontré con las señalizaciones del Camino de Santiago (Geira Romana y Ruta de los Arrieros), como ya conocía de una etapa anterior. Salí de Acibedo hacia Cachafeiro, en una divertida bajada por una corredoira con abundante piedra suelta, que posteriormente era reemplazada por una inusitada cantidad de agua, que hacía parecer que iba por el cauce de un arroyo, más que por un camino. Esta circunstancia dejaba paso, al poco, a bastante barro, y a una subida pelín intensa, antes de bajar a la zona recreativa de A Freixeira. Atravesada ésta, se llega a Cachafeiro. Pero en vez de volver por carretera, preferí girar a la derecha por la carretera de Espindo, y girar después a mano izquierda, para realizar el tremendamente divertido descenso por campo hasta A Casanova. Y desde allí, subir por carretera hasta Forcarey, dando por finalizada la etapa a las 11:47, tras algo menos de 25 kilómetros. Lo dicho, una etapa tremendamente divertida y con gran cantidad de elementos de diversión.

Datos de la etapa

  • Distancia: 25’005km
  • Distancia (según el GPS): 24’40km
  • Altitud ascendida: 536m
  • Tiempo de etapa: 2:13:27
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:22:51
  • Calorías consumidas: 1095kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , , , , , , ,

01 ene 16 Hasta pronto

Mezquita, Puente Romano y Calahorra

Mezquita, Puente Romano y Calahorra

Una visita breve, que espero repetir pronto.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , ,

22 oct 15 Córdoba en la noche

Hace un rato un buen amigo me ha enviado esta foto:

image

Una instantánea con todo mi amor y cariño para los que están fuera de casa y los que por motivos caseros se mantienen en casita

.

Teniendo en cuenta que quien me envía la foto es un bartocalvo, el texto tiene algo de coña marinera. Pero aun así, los que estamos fuera agradecemos la foto :mrgreen:

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , ,

27 abr 13 Etapa ciclista: Mairena del Aljarafe – Vado de Quema (30/03/2013)

El Sábado Santo volví a salir a rodar con mi cuñado Fernando. La opción escogida esta vez, con la idea de que viera la mayor cantidad de zonas posibles en esots días, fue Mairena, y el entorno de los Pinares de Aznalcázar. Empezamos la etapa considerablemente tarde, a las 10:30h., ya que la idea era tomar el camino de la Venta del Río Pudio hasta el puente romano, continuar hasta Coria por la Cañada Real de las Islas, dirigirnos a continuación hacia el aeródromo de La Juliana pasando por la Ermita de San Diego, y volver a Mairena por el Cordel de Triana a Villamanrique.

Pero pronto vimos que esto no iba a ser posible. Salimos de la Cervecería Macarena, y pronto nos encontramos con una variación. La calle que comunica con la parte antigua de Mairena se encontraba cerrada por obras, por l oque tuvimos que subir hasta la rotonda del polígono Pisa. Desde allí enlazamos con el camino habitual, para bajar por el cmaino de la Venta hasta el Puente Romano. Lo cruzamos, y tomamos la Cañada Real. Pero apenas habíamos recorrido 500 metros cuando nos vimos metidos en un barrizal y, en mi caso, con las ruedas convertidas en sendos dónuts de barro arcilloso. No quedaba otra que dar media vuelta.

Así pues, volvimos al Cordel, y nos encaminamos hacia el aeródromo. Al pasar junto a la Hacienda de Torrequemada tuvimos la primera sorpresa del día: un convoy de carreteros que guiaban a carros de bueyes en plena faena en los olivares. Algo que me sorprendió sobremanera, ya que jamás lo había visto, si bien hay que admitir que, con la cantidad de barro existente, era una opción perfectamente válida para realizar las labores del campo:

DSC_0075.JPG

Pasamos la Hacienda, y nos encaminamos hacia el aeródromo. El día era excelente, con algo de viento, y no tardamos en ver a grupos de paracaidistas saltando en las inmediaciones. La avionetas aterrizaban y despegaban de manera casi permanente. No éramos los únicos, desde luego, que estábamos disfrutando de la jornada.

DSC_0078.JPG

Al llegar al aeródromo hicimos una breve parada. Era pronto y había ganas de seguir rodando, así que propuse a Fernando internarnos más en los pinares, y llegar al menos hasta la torre de Vigilancia de la Dehesa Nueva. Y si la cosa estaba bien, seguir hasta el Vado de Quema. Dicho y hecho. Seguimos avanzando por el Cordel, y pronto nos encontramos descendiendo por los Pinares de Aznalcázar, donde nos encontramos abundantes balsas de agua, que nos hicieron tener que rodar bordeándolas, algunas de las veces, por dentro de olivares, en otras, e incluso en alguna ocasión, jugarnos el tipo para atravesarlas:

DSC_0079.JPG

…aunque por suerte la sangre no llegó al río, ni mucha agua a las zapatillas. :mrgreen:

Una vez dejamos atrás la pista, llegamos al Cordel de los Playeros, en el que la arena campa pos sus respetos. Pero por suerte -algo bueno tenía que tener tanta agua- se encontraba bastante compactada, por lo que pudimos rodar bastante bien, y llegar sin muchos inconvenientes hasta la torre de vigilancia. Y ya que estábamos allí… bueno, pues no era cosa de dejar de ir al Vado de Quema.

IMAG0648.jpg

Llegamos al vado la filo de las 12:30h. La zona descanso junto a la virgen se encontraba arrasada por el paso de quads y de motos de trial, y convertida en un lodazal cruzado de marcas de neumáticos. Pero no era en lo único en lo que se notaba la cantidad de agua caída. El río Guadiamar se encontraba bastante alto y con mucha fuerza, por lo que el cruce del vado se encontraba impracticable. No era que pretendiéramos cruzarlo, ni mucho menos. Al menos, no íbamos con esa idea. Aunque ya puestos… :mrgreen:

IMAG0649.jpg

Pero no era el caso. Así que tras un breve descanso, dimos media vuelta, y nos dispusimos a volver a Mairena. De nuevo en la torre de vigilancia, optamos por volver tomando la variante ciclista que parte del norte del cámping, y que bordea los pinares pasando cerca del cortijo de Alarcón. Volvimos así, con menos problemas con la arena que en Cordel de los Playeros, hasta reencontrarnos con el Cordel de Triana a Villamanrique, que tomamos de vuelta hasta Mairena. Dimos por finalizada la etapa a las 14:30h en la cervecería Macarena, donde no pudimos menos que tomar un par de birras para remojar la etapa.

Los datos de la etapa son los siguientes:

  • Distancia: S/D
  • Distancia (según el GPS): 55’407 km.
  • Tiempo de etapa: 3h 26m 34s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 4h 04m 30s
  • Velocidad media: 16’09 km/h
  • Velocidad máxima: 38’15 km/h
  • Pulsaciones medias: 121 pulsaciones/min
  • Pulsaciones máximas: 159 pulsaciones/min
  • Consumo medio de calorías: S/D
  • Consumo máximo de calorías: S/D
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: S/D
  • Consumo total de calorías: 2632 kcal
  • Índice IBP de dificultad: 50B MTB

Y aquí está el enlace al recorrido de la etapa: Mairena del Aljarafe – Vado de Quema

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , , , , ,

24 feb 13 Etapa ciclista: Puentes del Guadiato (23/12/2012)

El 23 de diciembre realicé con mis amigos bartocalvos mi última etapa ciclista de 2012 en tierras cordobesas. Para la ocasión nos reunimos un buen número de integrantes del club: Mané, Javi Aljama, Javi Balaguer, Kike, Jose y yo mismo. Empezamos la etapa las 9:15h, con la falta de un integrante del grupo, Javi Balaguer, que llegó tarde al punto de encuentro, y se nos incorporó más adelante en la etapa.

Salimos de la Asomadilla, y tomamos la carretera de ascenso hacia Santo Domingo, que dejamos poco antes de llegar al Maestre Escuela, para tomar la pista que, en descenso, lleva a Las Salesas. A continuación tomamos la vereda de Santo Domingo, para llegar hasta el monasterio homónimo. Nuestro objetivo era ascender hasta el 14%, para lo cual tomamos la subida de los morares, que nos habría de conducir hasta la antena de telecomunicaciones que hay a mitad del ascenso hasta el alto del 14%.

Afrontamos la subida con el habitual entusiasmo, si bien la subida pronto empezó a hacer mella en nuestro ímpetu para, poco a poco, ir definiendo las posiciones en la subida. Qué lejos quedaba aquella subida que hicimos en verano, y en la que, pese al calor, subimos como campeones. Aun así, no hicimos mal papel, pero en mi caso requirió echar mano del plato pequeño en una ocasión. Y aun así, fui el segundo en coronar, tras Kike.

Habíamos llegado al alto del 14% con la esperanza de que Javi Balaguer, que venía por la ruta directa de carretera, ya se encontrara allí. Una esperanza en vano, pues aún tuvimos que esperarle un rato antes de que llegara al punto de encuentro. Ya completado el grupo con todos sus integrantes, seguimos por carretera al siguiente estadio de nuestro recorrido: el club de golf de Los Villares, donde tendríamos que tomar la vereda de la Pasada del Pino hasta Las Jaras. Por el camino perdimos dos unidades del grupo que, para más inri, se confundieron en el cruce del club, y siguieron en dirección a Los Villares. Fue menester una nueva parada para esperarles, antes de continuar.

Emprendimos una divertidísima bajada por la vereda. El campo, merced a unas recientes lluvias, se encontraba saturado de agua y barro, lo que hizo que la bajada fuera un delirio de salpicaduras de barro y agua, y nos dejó la posibilidad de tomar algunas fotos de muy bella factura.

IMAG0334.jpg
IMG-20121223-WA0011.jpg

Terminamos de realizar el descenso de la vereda hasta Las Jaras, donde hicimos una parada de avituallamiento, que también sirvió para volver a integrar en el grupo a las señoras que, dos integrantes del grupo, cuyo nombre omitiré aquí, y que no cesaban de rajar como porteras. :mrgreen:

Una vez finalizada la pausa, partimos hacia nuestro objetivo del día: el puente romano sobre el río Guadanuño, y el árabe sobre el río Guadiato. Dejamos atrás Las Jaras por carretera, y no tardamos en lanzarnos en trepidante descenso en dirección a los Arenales, que tan sólo interrumpimos para tomar unas excelentes fotos del paisaje.

IMAG0336.jpg

Salimos de la carretera, tomando un trozo de la antigua vereda del Pretorio, actualmente bajo la carretera de Los Arenales, para descender de manera bastante abrupta hasta el primero de los puentes, el romano.

IMAG0337.jpg

Desde allí, y tras un rato de charla con un grupo de excursionistas, avanzamos hasta el puente árabe, o Puente Roto, donde de nuevo no pudimos menos que inmortalizar nuestras andanzas.

IMAG0338.jpg

Tocaba emprender la vuelta. Aunque nuestra idea inicial era descender hasta Los Arenales, y desde allí enlazar por la margen derecha del Guadiato con Trassierra, tuvimos que realizar un cambio de planes. Habíamos quedado con otros amigos del club para hacer un almuerzo a las 14:00h, y se nos había echado el tiempo encima. Así que optamos por realizar la vuelta por carretera, subiendo a Las Jaras, el Lagar de la Cruz, y bajar a Córdoba por el Brillante. Dicho y hecho. Remontamos la vereda del Pretorio hasta la carretera, con un considerable esfuerzo, vista la hora del día, y emprendimos el ascenso hasta Las Jaras. Sin detenernos más que para volver a agruparnos, continuamos el ascenso hasta el Lagar, donde Javi Aljama y Mané marcaron un ritmo infernal, digno de primeras horas de la jornada, que me hizo llegar con la lengua fuera, y con el grupo nuevamente disperso, al Lagar. Y desde allí emprendimos un frenético descenso por carretera, que nos llevó a disgregarnos de nuevo, y llegar, de nuevo dispersados, al punto de encuentro, a las espaldas de La Noreña. Eso sí, prácticamente en hora.

IMG-20121223-WA0003.jpg

Fue una etapa divertida, con un genial colofón en forma de almuerzo del club, para dar por finalizado el año ciclista de manera oficial.

Los datos de la etapa son los siguientes:

  • Distancia: S/D
  • Distancia (según el GPS): 40’816 km.
  • Tiempo de etapa: 3h 20m 13s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 4h 35m 47s
  • Velocidad media: 12’2 km/h
  • Velocidad máxima: 57’7 km/h
  • Pulsaciones medias: 147 pulsaciones/m
  • Pulsaciones máximas: 185 pulsaciones/m
  • Consumo medio de calorías: 1060 kcal/h
  • Consumo máximo de calorías: 1430 kcal/h
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: 3h 1m 7s
  • Consumo total de calorías: 4855 kcal
  • Índice IBP de dificultad: 86B MTB

Y aquí está el enlace al recorrido de la etapa: Santo Domingo – 14% – Pasada del Pino – Puentes Guadanuño y Guadiato – Lagar de la Cruz

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Etiquetas: , , , , , , , , ,